Recupera la energía con este superdesayuno


Es posible que a primera hora no tengamos hambre. En ese caso podemos preparar este desayuno y consumirlo a media mañana para recuperar las energías y mantenerlas en resto del día

desayuno-recuperar-energia-500x335

Recupera la energía y la vitalidad con un delicioso y nutritivo desayuno que te va a aportar todo lo que necesitas, además de ayudarte a conseguir el peso ideal.

Si últimamente te sientes cansado, decaído o desanimado y cada mañana te cuesta afrontar la jornada, prueba este superdesayuno y en pocos días notarás la diferencia.

Aumentar-la-energia-500x334 2

 

A menudo, cuando nos sentimos cansados, recurrimos a suplementos estimulantes y energéticos. No obstante, aunque de manera puntual podemos tomar alguno de ellos, no son la manera más sana y natural de obtener vitalidad.

Además, muchos de ellos son estimulantes que nos provocan picos pero que, después, nos vuelven a sumir en un estado de fatiga.

Recupera la energía de manera mucho más saludable eligiendo alimentos que te ayuden a combatir posibles carencias de vitaminas y minerales, así como a regular el sistema nervioso y, de manera gradual, volverás a tener el ritmo de siempre, o incluso mejor.

Por qué el desayuno?

El desayuno es la primera comida del día y condiciona nuestra energía y estado de ánimo para toda la jornada. Según nuestros biorritmos, es el momento en el que más cantidad debemos comer, ya que esos alimentos los vamos a ir asimilando y gastando durante el resto del día.

Las personas que no tengan demasiado apetito al despertarse no tienen que obligarse a comer sin hambre. Pueden retrasar este desayuno incluso hasta media mañana, pero tendrán que tener en cuenta que se sentirán saciados durante unas cuantas horas.

¿Qué debe tener un superdesayuno?

Un.desayuno.sano_.un_.desayuno.saludable

Un superdesayuno debe ser completo y equilibrado, y debe aportarnos las cantidades necesarias de proteína, carbohidratos y grasas que necesitamos, así como una buena dosis de vitaminas, minerales y fibra.

También debemos buscar que sea atractivo y apetitoso, que combine alimentos crudos y cocinados, dulces y salados. Si, además, podemos conseguir alimentos orgánicos, los beneficios se van a multiplicar aún más.

Ingredientes

Para preparar nuestro superdesayuno necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1 taza de avena en copos (50 g)
  • Un vaso  de bebida vegetal (200 ml)
  • Fruta fresca de temporada
  • Un puñado de frutos secos, tostados y sin sal
  • Una cucharada de semillas crudas (de calabaza, girasol, sésamo, lino, etc.) (10-15 g)
  • Una cucharada de aceite vegetal de primera presión en frío de oliva, de lino, de coco o de sésamo (14 g)
  • Jengibre en polvo
  • Canela de Ceylán en polvo
  • Cacao puro en polvo
  • Una cucharada de miel de abeja (25 g)

Las cantidades son aproximadas porque dependen del apetito y del ritmo de vida de la persona. No debemos ser estrictos para poder disfrutar de nuestro desayuno y aportar a nuestro cuerpo la cantidad necesaria para saciarnos sin sentirnos demasiado llenos o pesados.

La cantidad exacta la iremos viendo a medida que probemos, y es posible que cada día la personalicemos a nuestro gusto según lo que vayamos a hacer ese día, la hora que sea, etc.

Elaboracion

Tenemos tres maneras diferentes de preparar este desayuno, según nuestras preferencias, el tiempo del que dispongamos para prepararlo y nuestro sistema digestivo:

Crudo

Todo mezclado y en crudo es un excelente desayuno crudivegano. No obstante, algunas personas tienen dificultades para digerir la avena cruda.

Debemos masticar muy bien cada cucharada para no sufrir hinchazón o acidez. Es la forma más rápida de prepararlo.

Cocinado

En este caso, herviremos la avena con la bebida vegetal durante 10 minutos, la dejaremos enfriar un poco y le añadiremos el resto de ingredientes en crudo.

Es una opción un poco más elaborada, pero mucho más fácil de digerir. Es ideal para días fríos, ya que nos aporta mucho calor.

Batido

La tercera opción consiste en batir todos los ingredientes durante 3 minutos para conseguir un desayuno rápido, digestivo y también muy cómodo de llevar.

Es la elección más adecuada para aquellas personas que no tienen demasiado apetito al despertarse, ya que nos lo podemos llevar e ir tomándolo poco a poco.

Si lo deseamos, podemos dejar la avena en remojo durante la noche para que el batido sea todavía más fácil de digerir.

Las personas que no puedan comer avena pueden sustituirla por trigo sarraceno, un alimento muy saludable y nutritivo, libre de gluten que podemos cocinar durante 20 minutos para incluirlo en nuestro superdesayuno.energia

Empieza a tomar este desayuno cada mañana y recupera la energía en muy pocos días.

 

No olvides dejar tu comentario..

Comentarios