Consejos antes de adquirir una pieza Vintage


 

Pieza Vintage

Si se trata de adquirir algunas piezas antiguas para decorar los espacios de tu hogar, quizás no sea una tarea sencilla, a continuación te brindaremos unos consejos antes de comprar una pieza vintage.

 

Infórmate primero

Si es la primera vez que comprarás una pieza vintage, investiga por adelantado. Visita los anticuarios, las boutiques de diseño, los remates y todos los lugares de buena reputación. Lee las revistas especializadas y los libros de antigüedades. Si es posible, pide orientación a los coleccionistas y anticuarios. Recuerda que si sabes más, adquirirás un producto original y no gastarás más de lo debido.

Indaga sobre la marca

Cuando ya definiste la pieza que comprarás, es momento de indagar sobre la marca del objeto. Busca información de la empresa, verifica los estilos, compara las piezas que aparecen en las páginas web. Si la marca aún sigue vigente, consulta cuándo se dejó de producir la pieza o pide información sobre la misma para que tengas en cuenta que te llevarás a casa un artículo de buena calidad.

Observa la pieza

Para identificar una pieza antigua y original: observa el labrado o tallado. A pesar de que existen buenas réplicas, habrá una mínima particularidad que las delate. En épocas pasadas se solía usar la madera maciza, como la caoba, el roble y el cedro; por eso, es probable que los muebles sean de estos materiales. Recuerda que los objetos antiguos se deterioran con el tiempo y tienen marcas por el uso.

Verifica la pieza

Puedes adquirir un objeto sin modificaciones y luego darle el acabado que desees. También restaurarla y hacer que nuevamente se aprecie su estado natural. Si no quieres gastar mucho, compra objetos que requieran de pocos retoques. Si se trata de un objeto de madera, dale unos pequeños golpes para confirmar si está picada, de ser así, es posible que no se pueda recuperar.

Ubicación de la pieza vintage

Si ya compraste las piezas y quieres evitar que los espacios en casa se vean descoordinados, analiza dónde puedes ubicar los objetos de gran tamaño, como los muebles. Para que cada pieza que hayas comprado quede en equilibrio con el resto de los objetos que ya tienes en casa.

Invertir en una pieza vintage puede resultar beneficioso, pues en un futuro podrás venderla como una antigüedad. Si bien su valor aumenta con los años, también depende de la calidad del producto y el estilo.

Fuente: El Comercio/ GDA/

Comentarios